RESTAURACION IGLESIA SAN AGUSTIN (ALMAGRO)

Cúpula central

La Iglesia de san Agustin de Almagro formaba parte de un conjunto de los religiosos agustinos construyen en Almagro. En 1719 se estaban construyendo los claustros, pero la iglesia ya estaba concluida. Con la Desamortización, el convento fue vendido por 90.000 reales a unos particulares que demolieron el convento y querían quemar los retablos para recuperar el oro. Los vecinos de Almagro compraron la iglesia y consiguieron salvar los retablos tras el dictamen de la Comisión de Monumentos Históricos de 1845. En 1936, en la guerra civil el retablo barroco fue destruido.

Es un espacio barroco con un programa iconográfico de primera importancia. La planta, de tradición jesuítica, es del tipo de iglesia salón con dos naves laterales contraídas, divididas en dos pisos en los que se sitúan capillas laterales en la planta baja y tribunas en la superior. El ambiente de exceso decorativo de gusto desmedido se manifiesta fundamentalmente a través de la decoración pictórica a la vez que con el uso de estucos policromados. Elementos de la arquitectura del conjunto se decoran con pinturas y así las ventanas de las tribunas cubiertas por celosías de madera se decoran con puttis policromados en sus esquinas. Las pinturas van a cubrir los techos de las naves laterales, el techo de la bóveda principal, las zonas de la cúpula y presbiterio y diferentes hornacinas de la iglesia.

Ha tenido daños importantes especialmente como consecuencia del terremoto de Lisboa que han obligado a diferentes restauraciones a lo largo de los años.

En esta, realizada en la segunda mitad del año 2020, se ha abordado la restauración de cubiertas, la recuperación del camarín y sus pinturas y la consolidación estructural de algunos elementos de fachada, así como el tratamiento de humedades.

La iglesia puede visitarse en todos sus espacios en los que se ha realizado una interesante musealización. Puede visitarse la nave y sus espacios anejos, la sacristía con montajes audiovisuales, el camarín, el coro y subir a las torres desde las que hay una excelente vista de la ciudad de Almagro.

ARQUITECTOS: DIEGO PERIS SÁNCHEZ. DIEGO PERIS LÓPEZ